Return to Headlines

Un poder que da miedo

Para mi luna de miel fui a París, Francia. Era la primera vez que mi esposo y yo habíamos viajando a Europa. Estábamos súper emocionados acerca de nuestro viaje y me encantó la idea romántica de París. Tomamos el vuelo de siete horas desde Nueva York a París la misma noche de nuestra boda. Estábamos agotados cuando aterrizamos y el jet lag acabó con nosotros. 

Finalmente, salimos de nuestro letargo para ver la famosa ciudad de luces, París, y ¿qué encontramos? Tanques del ejército y soldados con ametralladoras marchando por la avenida principal.

Mi primer pensamiento fue, ¿qué pasó mientras dormimos? ¿Había sido invadido París? ¿Estábamos en guerra? 

No entendíamos lo que estaba sucediendo.

Pronto nos dimos cuenta que era el día de la celebración Bastille en París, una fiesta nacional que conmemora el inicio de la revolución francesa. Los parisinos celebran esta fiesta el 14 de julio con un desfile militar.

A estos dos americanos nos fue raro ver tanques, soldados y armas en las calles como si estuviéramos en guerra. Para nosotros un desfile incluye bandas de instrumentos, carrozas llenas de color y música y los veteranos caminando con orgullo agitando banderas.

39 años después hemos sido testigos de una réplica de la parada militar en nuestro propio país. Nunca hubiera esperado tal cosa aquí, y cuando lo vi me volvió el susto que sentí tantos años atrás. Un país fuerte no tiene que mostrar su poder, igual que una persona fuerte no necesita anunciar su fuerza.

-La Dra. Vasthi Acosta es la directora de Amber Charter School

Ask Dr. Vasthi

3120 Corlear Avenue

Bronx, NY 10463

o escriba  sus comentarios a  askdrvasthi@ambercharter.org